Dear Strangers,
This cat is busy doing business so I might upload more videos later.
-The Administration.

Dear Strangers,

This cat is busy doing business so I might upload more videos later.

-The Administration.

101010
Tuesday.
Such a productive day… work work work
jsbdfhfgkdnbklsdngld
Music: 02 xxzxczx me.mp3 by Crystal Castles

Sunday 22Th August. 2010

That day my user worked with some college friends in this videos: 

vimeo.com/​14421488

youtube.com/​watch?v=4Z8954xywps

Music: Gorillaz

B*O*N*U*S:
 El Día de hoy fue tan extraño que escribí un cuento corto, espero les guste, no estoy acostumbrado a escribir.
Jueves 14 de octubre. Otro día normal.
  Hoy regreso a mi casa en el sistema de transporte público de la ciudad, todos en aquel bus alargado con forma de oruga venimos del trabajo o de la universidad, se nota en sus rostros, tal vez también en el mío. Estoy decepcionado conmigo mismo, hoy tuve dos exámenes importantes y no estudié para ellos por dedicar mi tiempo a leer unos cómics sobre zombies que me mostró un amigo, probablemente no tendré los resultados que quiero y lo que más me preocupa, es que no me importa en lo absoluto.
  Al bajarme del bus, veo a una niña recostada en una baranda, es asiática, no reconozco exactamente de que lugar, se que no es china ni japonesa, tal vez sea taiwanesa o coreana, ella me recuerda a una inglesa que vi recostada en el mismo lugar que ella está hace un mes. Aquella inglesa estaba esperando a alguien, me llamo la atención por estar sola en aquel lugar, además llamaba mucho la atención, era más británica que las Spice Girls y miraba a todos los transeúntes sin vida como buscando a alguien, Me miró directamente a los ojos y sonrió, ¿Por qué me miró a mi? ¿Por qué me sonrió a mi? Me sentí muy extraño, muy ajeno a mi vida, es algo que no suele pasar; la ignoro y sigo caminando mientras ella me sigue con la mirada. La curiosidad gana y miro sobre mi hombro disimuladamente para detallarla mejor después de haberle dado la espalda, ella me sonríe por segunda vez, no entiendo si lo hace a manera de burla o si sintió ese agrado y esa familiaridad que yo sentí en ella.
  La extraña asiática me recuerda a ella y me pregunto, ¿Por qué esta recostada en el mismo lugar que la británica? es muy extraño que hallan extranjeros en el sistema de buses, solo alguien de esta caótica ciudad podría entender eso tan complicado ¿Será que ellas están relacionadas de alguna manera?, lo más posible es que si, las dos son las únicas extranjeras, que recuerde, que estén solas en una estación tan al norte de la ciudad, están exactamente en el mismo lugar, de la misma estación a aproximadamente la misma hora esperando a alguien, las dos me miran fijamente y me sonríen. wtf? De igual manera decido ignorar a la asiática y sigo caminando hacia mi casa, cruzo la autopista por un puente peatonal, al llegar al otro extremo tengo que tomar un taxi que me llevará hasta mi casa, pero puedo verla desde el otro lado a pesar de los 6 carriles llenos de tráfico que nos separan, mi mente explota de curiosidad. Reflexiono sobre su apariencia: una asiática de cabello color chocolate, inmensos ojos tiernos, facciones suaves, boca pequeña pero labios grandes, un rostro que aunque es violentado con varias perforaciones en sus labios y nariz, sigue siendo tierno. 
  Decido mirarla por un tiempo desde el otro lado de la autopista ¿Qué hace por este lado de la ciudad? ¿A quién espera? ¿Estará perdida? ¿Necesitará mi ayuda? Me siento en una banca a mirarla desde lo lejos, Saca un dispositivo electrónico bastante grande, y se queda interactuando  con él un tiempo, me empiezo a sentir mal, tengo muchas cosas que hacer en casa y yo perdiendo mi tiempo acá sin hacer nada productivo, saliendo de mi rutina… Me siento inquieto, entro a un supermercado a mirar si compro algo, nada me interesa, nada además de conocer la historia de esa niña, entro al baño para dejar que pase algo de tiempo, pero al salir, ella todavía sigue esperando en el mismo lugar, me vuelvo a sentar, la curiosidad me está matando, necesito saber más sobre ella, me propongo un trato a mi mismo, si nadie la recoge en 20 minutos voy a hablarle, de todos modos ya llevo 20 minutos observándola. Su ropa es extraña, tiene una chaqueta Adidas roja con blanco, un pantalón color negro con unas figuras extrañas, la tela se ve muy ligera, además está usando sandalias; probablemente alguien la estafo diciendo que ese pantalón era una artesanía colombiana y acostumbramos usar sandalias acá, los extranjeros suenen vestirse bastante extraño en este país, pensarán que esto es una selva y nos vestimos con lo que podemos cuando en verdad en esta ciudad el habitante promedio viste jeans diseñados en Italia, zapatos Americanos y chaquetas gruesas “de marca”. Mientras la miro detalladamente llega un hombre y la saluda, me sorprendo, no me gusta, este individuo extraño, de camiseta morada desteñida y desgastada por el uso la acompaña a salir de la estación, siento una desilusión grandísima porque ahora se que no voy a conocerla nunca, veo como se alejan. Les doy la espalda y me dispongo a coger el taxi para llegar a mi casa y continuar con mi rutina, mi normal… controlada… monótona… y productiva rutina. Pero algo entra en mí, la frustración de que algo nuevo pudo entrar a mi vida, pero de nuevo le di la espalda, la ignoré cuando me buscó y he perdido otra oportunidad de tener algo nuevo en mi vida.
  La idea de llegar a mi casa a perderme en los estudios y en la Internet me aterrorizó, así que decido seguirla, no importa que. Me apresuro, corro por el puente y en la cima de este la veo, no esta lejos, caminan lento, bajo del puente y los alcanzo. Ahora que estoy tan cerca no sé que hacer, los sigo un momento, pero por miedo a que ella me vuelva a ver cruzo la calle para verlos mejor sin que se sientan intimidados.
  Ya hemos caminado casi 8 cuadras y no sé a donde la lleva este hombre ¿Qué está pasando? ¿El la estará ayudando para encontrar un hotel? ¿Estarán perdidos?  ¿Será que ella está perdida y ese hombre vio la oportunidad de llevarla a otro lugar para hacerle daño? Sigo caminado detrás de ellos, aparentemente no tienen un rumbo fijo. Me acerco demasiado y me doy cuenta de que ella podrá reconocerme fácilmente, después de todo me miró fijamente al rostro, y estoy vestido con un pantalón y una chaqueta de cuero sintético negro, Tenis verdes y una camiseta color azul fosforescente, no es la ropa indicada para seguir disimuladamente a alguien ¿Cómo reaccionaria si ella se diera cuenta que la sigo? ¿Yo que le respondería? ¿Qué me haría ese sospechoso hombre? Ellos caminan muy lento, me cuesta trabajo no acercarme tanto a ellos y cada vez hay menos gente en las calles, se está oscureciendo, casi me atropellan por estar caminando fijándome solamente en ellos, especialmente en ella.
  Después de caminar por más de 40 minutos se detienen al frente de un vendedor ambulante, rápidamente me escondo detrás de unos arboles y los observo por entre las hojas, miro a mi alrededor y todos los transeúntes me están mirando extraño, si no fuera porque hoy tengo ropa “decente”, maleta de estudiante y cara de que he vivido toda mi vida en una burbuja, probablemente ya me hubiera detenido la policía.
  Ellos compran un agua aromática, se dan vuelta y empiezan a caminar hacia donde estoy, entro en pánico, ella me va a ver, hace casi una hora que me observó en la estación de buses que está ya bastante lejos de acá ¿Qué pensará? ¿Se asustará conmigo? No sé, pero seguramente no podré seguirla más, no podré preguntarle nada y desconfiará de mi. Salgo rápidamente de los arboles y me devuelvo, quiero coger un taxi pero en este lugar es difícil conseguirlos, así que camino rápidamente por donde venia, miro para ver si me están siguiendo, pero no lo están haciendo, se han sentado en el pasto a observar la avenida llena de carros dirigiéndose a sus casas después de un largo día de trabajo.
  Desde este lugar tengo una mejor visibilidad, y estoy al frente de un restaurante por lo cual si me ven podrán pensar que estoy esperando a alguien para entrar a comer o algo que no sea sospechoso. Ellos se toman su agua aromática mientras están sentados, pienso que ese hombre le debe estar mostrando la ciudad, los alimentos típicos populares de esta ciudad, ella se ve recién llegada, probablemente ni siquiera hable español. No entiendo que hace una mujer tan joven en un país como este, teniendo tantas opciones para viajar, ¿Por qué Colombia? ¿Por qué Bogotá? ¿Por qué esta zona residencial? ¿Por qué con ese hombre? No sé ve como un guía turístico, tampoco creo que trabajen juntos, que sean amigos, ni mucho menos que tengan una relación sentimental, ese hombre es bajito, moreno, camina extraño, con la mano en los bolsillos mientras mira ofensivamente a los demás. Repentinamente veo que ella le da dinero al hombre y este a cambio le entrega una bolsa muy disimuladamente, se levantan del pasto y comienzan a caminar.
 
 Mi corazón se rompe en mil pedazos, todas mis respuestas han sido respondidas, ella está acá por las drogas.
 
Veo que intentan cruzar la calle aunque el semáforo esté en rojo, es muy peligroso, los carros van demasiado rápido, así que caminan hacia mi rápidamente, todo es muy confuso, yo estoy sentado en una banca enfrente del restaurante, no sé que hacer, estaba escribiendo estas líneas, pues soy una persona con bastantes problemas de atención, mala memoria, además no puedo hacer una cosa al tiempo, siempre tengo que estar pensando en varias cosas, dejar la mente en blanco me perturba y me hace sentir incomodo. Bajo la mirada y ellos pasan enfrente mío caminando muy rápidamente, ella me mira y me reconoce de inmediato, lo noto por su expresión de sorpresa que observo por entre mi cabello, mientras este me cubría los ojos en un intento fallido de pasar desapercibido. Cursan la calle, y al llegar a la esquina se separan sin despedirse, el hombre ahora tiene puesto un suéter gris bastante feo, camina rápidamente, casi trotando en dirección de las montañas, mientras la niña asiática no sabe hacia donde caminar, decido seguirla a ella.
 Camina sin rumbo y muy lentamente, la veo cruzar una esquina, apresuro mi paso para no perderla, y por estar pensando, desilusionado, de lo triste que fue verla comprar esa porquería, me la encuentro de frente al doblar calle, ¡no sé que hacer! ¿Qué pensará de mi? ¿Se sentirá perseguida? ¿Pesará que la estoy siguiendo por comprar ese veneno? ¿Se sentirá engañada o en peligro? Entro en pánico, pero ella me mira a los ojos con timidez y me sonríe. No me lo esperaba, quedo en shock, ella me saluda en ingles, creo que siente demasiada vergüenza, pero es valiente al saludarme mientras sonríe formando un delicado hoyo en sus mejillas que rodea sus piercings. Yo en cambio, la miro sin ninguna expresión, no sé que me pasa, no entiendo porque reacciono así y la ignoro, comienzo a caminar como si nada de esto hubiera pasado, como si ella no me hubiera gustado, como si no acabara de desperdiciar la oportunidad de romper con la rutina que tanto odio, con ese estado de normalidad que asociamos con bienestar; que es sólo un producto de familiarizarse con nuestra situación y el olvido de las razones por las cuales hacemos lo que hacemos provoca.
 Mientras camino alejándome de ella, veo un jardín infantil con una frase gigante decorando su fachada, la frase dice: “somos felices porque nos gusta lo que hacemos y lo hacemos bien”, recuerdo que Friedrich Schiller, decía, que si hacemos lo que queremos y nos dejamos llevar por los sentidos, éramos unos animales, esclavos de nuestros sentimientos; pero criticando a Kant, decía que si nos dejábamos llevar por la razón y no hacíamos lo que queríamos ni lo que sentíamos, éramos esclavos de nosotros mismos.  Soy un esclavo de mi mismo. Lo soy al no tener la valentía para arriesgarme a tener algo incierto, nuevo en mi vida.
-Cuento corto por: mayaibuki.com

B*O*N*U*S:

 El Día de hoy fue tan extraño que escribí un cuento corto, espero les guste, no estoy acostumbrado a escribir.

Jueves 14 de octubre. Otro día normal.

  Hoy regreso a mi casa en el sistema de transporte público de la ciudad, todos en aquel bus alargado con forma de oruga venimos del trabajo o de la universidad, se nota en sus rostros, tal vez también en el mío. Estoy decepcionado conmigo mismo, hoy tuve dos exámenes importantes y no estudié para ellos por dedicar mi tiempo a leer unos cómics sobre zombies que me mostró un amigo, probablemente no tendré los resultados que quiero y lo que más me preocupa, es que no me importa en lo absoluto.

  Al bajarme del bus, veo a una niña recostada en una baranda, es asiática, no reconozco exactamente de que lugar, se que no es china ni japonesa, tal vez sea taiwanesa o coreana, ella me recuerda a una inglesa que vi recostada en el mismo lugar que ella está hace un mes. Aquella inglesa estaba esperando a alguien, me llamo la atención por estar sola en aquel lugar, además llamaba mucho la atención, era más británica que las Spice Girls y miraba a todos los transeúntes sin vida como buscando a alguien, Me miró directamente a los ojos y sonrió, ¿Por qué me miró a mi? ¿Por qué me sonrió a mi? Me sentí muy extraño, muy ajeno a mi vida, es algo que no suele pasar; la ignoro y sigo caminando mientras ella me sigue con la mirada. La curiosidad gana y miro sobre mi hombro disimuladamente para detallarla mejor después de haberle dado la espalda, ella me sonríe por segunda vez, no entiendo si lo hace a manera de burla o si sintió ese agrado y esa familiaridad que yo sentí en ella.

  La extraña asiática me recuerda a ella y me pregunto, ¿Por qué esta recostada en el mismo lugar que la británica? es muy extraño que hallan extranjeros en el sistema de buses, solo alguien de esta caótica ciudad podría entender eso tan complicado ¿Será que ellas están relacionadas de alguna manera?, lo más posible es que si, las dos son las únicas extranjeras, que recuerde, que estén solas en una estación tan al norte de la ciudad, están exactamente en el mismo lugar, de la misma estación a aproximadamente la misma hora esperando a alguien, las dos me miran fijamente y me sonríen. wtf? De igual manera decido ignorar a la asiática y sigo caminando hacia mi casa, cruzo la autopista por un puente peatonal, al llegar al otro extremo tengo que tomar un taxi que me llevará hasta mi casa, pero puedo verla desde el otro lado a pesar de los 6 carriles llenos de tráfico que nos separan, mi mente explota de curiosidad. Reflexiono sobre su apariencia: una asiática de cabello color chocolate, inmensos ojos tiernos, facciones suaves, boca pequeña pero labios grandes, un rostro que aunque es violentado con varias perforaciones en sus labios y nariz, sigue siendo tierno. 

  Decido mirarla por un tiempo desde el otro lado de la autopista ¿Qué hace por este lado de la ciudad? ¿A quién espera? ¿Estará perdida? ¿Necesitará mi ayuda? Me siento en una banca a mirarla desde lo lejos, Saca un dispositivo electrónico bastante grande, y se queda interactuando  con él un tiempo, me empiezo a sentir mal, tengo muchas cosas que hacer en casa y yo perdiendo mi tiempo acá sin hacer nada productivo, saliendo de mi rutina… Me siento inquieto, entro a un supermercado a mirar si compro algo, nada me interesa, nada además de conocer la historia de esa niña, entro al baño para dejar que pase algo de tiempo, pero al salir, ella todavía sigue esperando en el mismo lugar, me vuelvo a sentar, la curiosidad me está matando, necesito saber más sobre ella, me propongo un trato a mi mismo, si nadie la recoge en 20 minutos voy a hablarle, de todos modos ya llevo 20 minutos observándola. Su ropa es extraña, tiene una chaqueta Adidas roja con blanco, un pantalón color negro con unas figuras extrañas, la tela se ve muy ligera, además está usando sandalias; probablemente alguien la estafo diciendo que ese pantalón era una artesanía colombiana y acostumbramos usar sandalias acá, los extranjeros suenen vestirse bastante extraño en este país, pensarán que esto es una selva y nos vestimos con lo que podemos cuando en verdad en esta ciudad el habitante promedio viste jeans diseñados en Italia, zapatos Americanos y chaquetas gruesas “de marca”. Mientras la miro detalladamente llega un hombre y la saluda, me sorprendo, no me gusta, este individuo extraño, de camiseta morada desteñida y desgastada por el uso la acompaña a salir de la estación, siento una desilusión grandísima porque ahora se que no voy a conocerla nunca, veo como se alejan. Les doy la espalda y me dispongo a coger el taxi para llegar a mi casa y continuar con mi rutina, mi normal… controlada… monótona… y productiva rutina. Pero algo entra en mí, la frustración de que algo nuevo pudo entrar a mi vida, pero de nuevo le di la espalda, la ignoré cuando me buscó y he perdido otra oportunidad de tener algo nuevo en mi vida.

  La idea de llegar a mi casa a perderme en los estudios y en la Internet me aterrorizó, así que decido seguirla, no importa que. Me apresuro, corro por el puente y en la cima de este la veo, no esta lejos, caminan lento, bajo del puente y los alcanzo. Ahora que estoy tan cerca no sé que hacer, los sigo un momento, pero por miedo a que ella me vuelva a ver cruzo la calle para verlos mejor sin que se sientan intimidados.

  Ya hemos caminado casi 8 cuadras y no sé a donde la lleva este hombre ¿Qué está pasando? ¿El la estará ayudando para encontrar un hotel? ¿Estarán perdidos?  ¿Será que ella está perdida y ese hombre vio la oportunidad de llevarla a otro lugar para hacerle daño? Sigo caminado detrás de ellos, aparentemente no tienen un rumbo fijo. Me acerco demasiado y me doy cuenta de que ella podrá reconocerme fácilmente, después de todo me miró fijamente al rostro, y estoy vestido con un pantalón y una chaqueta de cuero sintético negro, Tenis verdes y una camiseta color azul fosforescente, no es la ropa indicada para seguir disimuladamente a alguien ¿Cómo reaccionaria si ella se diera cuenta que la sigo? ¿Yo que le respondería? ¿Qué me haría ese sospechoso hombre? Ellos caminan muy lento, me cuesta trabajo no acercarme tanto a ellos y cada vez hay menos gente en las calles, se está oscureciendo, casi me atropellan por estar caminando fijándome solamente en ellos, especialmente en ella.

  Después de caminar por más de 40 minutos se detienen al frente de un vendedor ambulante, rápidamente me escondo detrás de unos arboles y los observo por entre las hojas, miro a mi alrededor y todos los transeúntes me están mirando extraño, si no fuera porque hoy tengo ropa “decente”, maleta de estudiante y cara de que he vivido toda mi vida en una burbuja, probablemente ya me hubiera detenido la policía.

  Ellos compran un agua aromática, se dan vuelta y empiezan a caminar hacia donde estoy, entro en pánico, ella me va a ver, hace casi una hora que me observó en la estación de buses que está ya bastante lejos de acá ¿Qué pensará? ¿Se asustará conmigo? No sé, pero seguramente no podré seguirla más, no podré preguntarle nada y desconfiará de mi. Salgo rápidamente de los arboles y me devuelvo, quiero coger un taxi pero en este lugar es difícil conseguirlos, así que camino rápidamente por donde venia, miro para ver si me están siguiendo, pero no lo están haciendo, se han sentado en el pasto a observar la avenida llena de carros dirigiéndose a sus casas después de un largo día de trabajo.

  Desde este lugar tengo una mejor visibilidad, y estoy al frente de un restaurante por lo cual si me ven podrán pensar que estoy esperando a alguien para entrar a comer o algo que no sea sospechoso. Ellos se toman su agua aromática mientras están sentados, pienso que ese hombre le debe estar mostrando la ciudad, los alimentos típicos populares de esta ciudad, ella se ve recién llegada, probablemente ni siquiera hable español. No entiendo que hace una mujer tan joven en un país como este, teniendo tantas opciones para viajar, ¿Por qué Colombia? ¿Por qué Bogotá? ¿Por qué esta zona residencial? ¿Por qué con ese hombre? No sé ve como un guía turístico, tampoco creo que trabajen juntos, que sean amigos, ni mucho menos que tengan una relación sentimental, ese hombre es bajito, moreno, camina extraño, con la mano en los bolsillos mientras mira ofensivamente a los demás. Repentinamente veo que ella le da dinero al hombre y este a cambio le entrega una bolsa muy disimuladamente, se levantan del pasto y comienzan a caminar.

Mi corazón se rompe en mil pedazos, todas mis respuestas han sido respondidas, ella está acá por las drogas.

Veo que intentan cruzar la calle aunque el semáforo esté en rojo, es muy peligroso, los carros van demasiado rápido, así que caminan hacia mi rápidamente, todo es muy confuso, yo estoy sentado en una banca enfrente del restaurante, no sé que hacer, estaba escribiendo estas líneas, pues soy una persona con bastantes problemas de atención, mala memoria, además no puedo hacer una cosa al tiempo, siempre tengo que estar pensando en varias cosas, dejar la mente en blanco me perturba y me hace sentir incomodo. Bajo la mirada y ellos pasan enfrente mío caminando muy rápidamente, ella me mira y me reconoce de inmediato, lo noto por su expresión de sorpresa que observo por entre mi cabello, mientras este me cubría los ojos en un intento fallido de pasar desapercibido. Cursan la calle, y al llegar a la esquina se separan sin despedirse, el hombre ahora tiene puesto un suéter gris bastante feo, camina rápidamente, casi trotando en dirección de las montañas, mientras la niña asiática no sabe hacia donde caminar, decido seguirla a ella.

Camina sin rumbo y muy lentamente, la veo cruzar una esquina, apresuro mi paso para no perderla, y por estar pensando, desilusionado, de lo triste que fue verla comprar esa porquería, me la encuentro de frente al doblar calle, ¡no sé que hacer! ¿Qué pensará de mi? ¿Se sentirá perseguida? ¿Pesará que la estoy siguiendo por comprar ese veneno? ¿Se sentirá engañada o en peligro? Entro en pánico, pero ella me mira a los ojos con timidez y me sonríe. No me lo esperaba, quedo en shock, ella me saluda en ingles, creo que siente demasiada vergüenza, pero es valiente al saludarme mientras sonríe formando un delicado hoyo en sus mejillas que rodea sus piercings. Yo en cambio, la miro sin ninguna expresión, no sé que me pasa, no entiendo porque reacciono así y la ignoro, comienzo a caminar como si nada de esto hubiera pasado, como si ella no me hubiera gustado, como si no acabara de desperdiciar la oportunidad de romper con la rutina que tanto odio, con ese estado de normalidad que asociamos con bienestar; que es sólo un producto de familiarizarse con nuestra situación y el olvido de las razones por las cuales hacemos lo que hacemos provoca.

Mientras camino alejándome de ella, veo un jardín infantil con una frase gigante decorando su fachada, la frase dice: “somos felices porque nos gusta lo que hacemos y lo hacemos bien”, recuerdo que Friedrich Schiller, decía, que si hacemos lo que queremos y nos dejamos llevar por los sentidos, éramos unos animales, esclavos de nuestros sentimientos; pero criticando a Kant, decía que si nos dejábamos llevar por la razón y no hacíamos lo que queríamos ni lo que sentíamos, éramos esclavos de nosotros mismos. Soy un esclavo de mi mismo. Lo soy al no tener la valentía para arriesgarme a tener algo incierto, nuevo en mi vida.

-Cuento corto por: mayaibuki.com

Jueves 15 de Julio del 2010

That day my user made some sprites.

Music: Rushjet1 - The voyage

B*O*N*U*S:

***One day in 2008***

The video was taken with my Cellphone (that’s why the crappy quality of the video, no of what she is saying), when she was fat XD and young.

Hope you understand spanish or neighs of horses XD what she said is really funny.

Music by M-.-n so dear jewtube. don’t ban this video is legit.

Katurday 3th July, 2010

A everyday normal day, just reading manga, browsing 4chan and chatting with aliens.

Music: ここには何もかもがあるし、何もかもがない by Toe.

 

Day of the fire 29th june, 2010

Another illusion.

Music: The Beatles.

Day of the moon 28th june, 2010

This is what my computer saw that day.

It was a bad day full of lies.

Music: Birds by crystal castles

Wednesday 26th May, 2010

No comments.

Music: (i’ll post it later)

Tuesday 25th May, 2010

No comments.

Music: (i’ll post it later)

caturday 22th May, 2010

No comments.

Music: No Roses, No Skies by Have Heart

Friday 21th May, 2010

No comments.

Music by: (i’ll post it here later, when i remmember)

Thursday 20th May, 2010

Browsing the net for inspiration. then my user made a portrait of himself in pixel-art and start to build his new web site.

Music: Forgotten Planet RushJet1

for moar info go to http://mayaibuki.tumblr.com/ and see My life through the eyes of my Computer.

Wednesday 19th May. 2010

Such a yellow day… my user checked a lot of e-mails and blogs.

Music:  Night jam by Phlogiston.